Publicitat
Publicitat

Moragas, en el laberinto de su Operación Cataluña

Desde 2010, antes de llegar el Partido Popular a La Moncloa “se ocupa” de recopilar información sobre Cataluña Jorge Moragas, quien pone en contacto a su amiga, “compañera de pupitre”, María Victoria Álvarez, con Alicia Sánchez Camacho

La guerra interna en la Policía y el Ministerio Interior ya produjo como uno de sus “daños colaterales” la difusión de las grabaciones de las conversaciones mantenidas en octubre de 2014 entre el ministro Jorge Fernández Díaz y el entonces director de la Oficina Antifraude, Daniel de Alfonso, prueba de la operación que concibió el gobierno de Rajoy para criminalizar a dirigentes independentistas como vía de destrucción política del soberanismo en auge. En uno de esos diálogos, el ministro confía a De Alfonso que le ha transmitido a Rajoy lo que estaban tramando. Ahora, las declaraciones d'Higini Cierco aseñalando con el dedo Martín de Blas han conseguido una reacción: los policias intentan replicar que dependen de los políticos. En este caso, Jorge Moragas.

Desde 2010, antes de llegar el Partido Popular a La Moncloa “se ocupa” de recopilar información sobre Cataluña Jorge Moragas, quien pone en contacto a su amiga, “compañera de pupitre”, María Victoria Álvarez, con Alicia Sánchez Camacho. La célebre comida en La Camarga entre ambas aquel julio de 2010 para intercambiar datos da el puntapié a lo que será, con la llegada de Mariano Rajoy a La Moncloa, la Operación Cataluña. A partir de enero de 2012, Moragas sigue con su misión, ya como director de gabinete de Rajoy.

Es él quien, conocedor de la relación y ruptura posterior de Vicky Álvarez con Jordi Pujol Ferrusola, el primogénito del ex president Jordi Pujol, se informa de las visitas de la entonces pareja a Andorra.

A medida que se acercan las elecciones autonómicas del 25 de noviembre de 2012 en Cataluña, la ansiedad de Moragas aumenta. Necesita provocar daños en los partidos soberanistas. Lo que le ha contado Vicky Álvarez sobre  Pujol Ferrusola y sus familiares le quema.

Y no dejará pasar la oportunidad. Moragas actúa en coordinación con el Ministerio del Interior y la Policía. Por un lado se elabora un dossier no oficial, al que se llamará borrador, que recoge informaciones publicadas en internet y cotilleos del financiero convicto Javier de la Rosa; y en segundo lugar, Moragas quiere que su amiga haga algo.

Como parte de la coordinación entre Moragas y la Policía hay que situar el viaje realizado el 29 de octubre de 2012 por los comisarios José Luis Olivera, ex jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF), en ese momento director del Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO), y Marcelino Martín de Blas, jefe de Asuntos Internos de la Policía. Buscan una orden entrada y registro en la sede de CDC, a espaldas del juez instructor del caso Palau, Josep María Pijuan.

Ambos explican a los fiscales Emilio Sánchez Ulled y Fernando Bermejo ciertas informaciones de que disponen. Los fiscales no “compran”. La mercancía, entienden, es averiada. Vuelven a Madrid con las manos vacías. Pero las elecciones autonómicas se acercan. Tanto Moragas como la Policía deciden pasar a la acción. Se filtra el borrador apócrifo a El Mundo el 17 de noviembre de 2012. Y Moragas obtiene la colaboración de Vicky Álvarez, a quien acuden también el comisario José Villarejo y otros agentes policiales.

Moragas quiere que Álvarez haga ruido en los medios de comunicación en las semanas anteriores a las elecciones autonómicas. Pero finalmente Villarejo arregla todo para que ella acuda a la sede de la Comisaría General de Información en Canillas, Madrid, para hacer una declaración. El atestado permite abrir diligencias en la Audiencia Nacional. Al regresar a Barcelona en el AVE, Vicky intercambia mensajes con su amigo. Él le pregunta:

-¿Pero qué has hecho?

-Lo que me pediste. ¿No me pediste que hiciera una declaración? Estoy en AVE volviendo a Barcelona...he comido cerca de Génova y por eso te llamaba para contarte. No era lo que me pediste?? La UDYCO y declaración.

Moragas está contento. He aquí su respuesta:

-Uauuu! Yo te haré un monumento  a tu cuerpo.

Y añade:

-Pero fuera de bromas, me gustaría hablar contigo en persona

Estamos en 2014. Moragas amplía su trabajo. Ahora viaja a Andorra. Y se “trabaja” a los Cierco, propietarios de la  Banca Privada de Andorra. Colaboración a cambio de frenar una inspección del Sepblac (la unidad de inteligencia financiera española). También participa, ya que el Sepblac depende del Ministerio de Economía, el secretario de Estado de Comercio,Jaime García- Legaz.

El agente Moragas forma parte, cada uno por su lado, del equipo de Villarejo, Martín de Blas, Eugenio Pino.  

¿Y Rajoy?

En las conversaciones con De Alfonso, Fernández Díaz le dice que va a informarle al presidente a primeros de octubre. Y, a mediados de octubre, cuando vuelven a reunirse en Madrid, le confía Fernández Díaz que el presidente ya lo sabe.