Publicitat
Publicitat

"Resistiré".... hasta después del 25-S

Rajoy volverá a intentar ser investido si fracasa el próximo martes

Corría el mes de julio de 2009. El abogado y ex diputado del Partido Popular Jorge Trías Sagnier intenta ser un puente entre el juez instructor del caso Gürtel, Antonio Pedreira, Luis Bárcenas y el PP. Rajoy le cita para recibir información en su despacho de la planta sexta de la madrileña calle de Génova. Están frente a frente. El letrado le sugiere al presidente del PP que tiene que intervenir porque la corrupción se está llevando por delante al partido.

      -Jorge, ¿ves esa pila de periódicos? Si yo hiciera caso de todo lo que se dice… Hay que aguantar. Cuando vienen mal dadas tienes que ser como un junco. Se dobla pero no se rompe, sigue en pie….Tú continúa informando sobre Pedreira y lo que busca…

Rajoy le transmitía, pues, el secreto de su éxito. Había convertido en manual de política española la canción que interpretaba el Dúo Dinámico Resistiré, letra del periodista Carlos Toro y música de Manolo de la Calva, de 1988. En una de sus estrofas decía:

Me volveré de hierro para endurecer la piel/ Y aunque los vientos de la vida soplen fuerte /Soy como el junco que se dobla, /Pero siempre sigue en pie /Resistiré, para seguir viviendo /Soportaré los golpes y jamás me rendiré.

Este es el Rajoy que el martes próximo se ha reservado la tarde –abjurando de lo que críticó en Pedro Sánchez- para pedir la confianza de la Cámara; es el mismo que declinó dos veces la oferta del Rey Felipe VI porque, según decía, “a una investidura se va para ser investido” y él no tenía los apoyos para ello; el que acusó a Sánchez de “corrupción” por servirse de las instituciones en su intento de ser investido sin apoyos garantizados de antemano.

La campaña de La Moncloa, tras confirmar que el acuerdo entre Rajoy y Rivera sería un hecho, empezó con el zambombazo –los asesores del PP lo concibieron como una bomba- del 25 de diciembre. A saber, que Sánchez estaba por la labor de obligar a 36 millones de españoles a votar el 25-D al decir que no a Rajoy. Es decir: era esta investidura o elecciones.

Los medios de comunicación compraron el mensaje. Y al tiempo, los asesores del presidente apuntaron que Rajoy era presidente en funciones y que a diferencia de lo que le había pasado a Sánchez no podría volver a presentarse tras un bluf. ¿Por qué? Hombre, no salir es como perder una moción de confianza.

Pero esta forma grandilocuente de presentar la situación se ha quedado atrás. Rubén Moreno, portavoz adjunto del PP en el Congreso, miembro del equipo negociador del PP con Ciudadanos, lo admitió el pasado viernes a preguntas de este cronista.

“Eso de que Rajoy no se presentará a una nueva sesión si pierde la semana próxima porque es como perder una moción de confianza es una tontería, es él quien sigue teniendo la vez y no va renunciar a ella por ejemplo después de las elecciones vascas y gallegas ¿no es así?”. Y siguió: “El PSOE sigue teniendo la llave. Rajoy, si fracasa la semana próxima, volverá a intentarlo. Claro que sí, nuestros mecanismos legales lo permiten”.

El junco con el que se identifica Rajoy, pues, se doblará la semana próxima, pero seguirá en pie.