Publicitat
Publicitat

La operación BPA, banco de pruebas de Fernández Díaz

Andorra se ha anticipado a investigar las ramificaciones del FernándezGate fuera de España

La obtención de las cuentas bancarias de la familia Pujol en julio de 2014 sirvió como el modelo para las operaciones que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, amplió contra dirigentes soberanistas, entre ellos Xavier Trias, Artur Mas y Oriol Junqueras.

En sus conversaciones de octubre de 2014 con el entonces director de la Oficina AntiFraude, Daniel de Alfonso, el ministro del Interior señala en relación a la publicación de las cuentas bancarias de miembros de la familia Pujol con ingresos de 3,4 millones de euros en diciembre de 2010:

- ¿Te acuerdas cuando sacó aquello El Mundo con el pantallazo aquel y tal?

-Sí.

-Eso llevó a que Jordi Pujol dejara la política, perdiera el apoyo y a que la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil hiciera un par de pinzas. ¿Me explico?

-Sí.

- Ahí lo que ponía era: número de cuenta corriente, quién y en qué fecha había ingresado en la Banca Privada de Andorra… ¿me explico? Y aquí [en referencia a Xavier Trias, entonces alcalde de Barcelona] dice las cantidades, el número de cuenta corriente, la fecha en la que cierra la cuenta corriente y lo transfiere a bancos de Andorra. Y su hermano…

Fernández Díaz explica a continuación que al filtrarse este tipo de informaciones, la Fiscalía Anticorrupción comienza a dar una importancia a los asuntos que plantea la Policía que antes eludía. El ministro explica a De Alfonso la relevancia que tiene filtrar informaciones para conseguir que la Fiscalía actúe.

Ahora, los propietarios de la Banca Privada de Andorra (BPA), que el ministro cita en sus conversaciones con De Alfonso, han narrado a la juez Canòlic Mingorance que la entidad aportó esas cuentas por amenazas y chantajes de dos personajes: el agregado de Interior en la embajada española en Andorra, Celestino Barroso, y el entonces jefe de Asuntos Internos de la Policía, Marcelino Martín de Blas, un hombre que había sido enviado a Cataluña en octubre de 2012 para lograr, antes de las elecciones autonómicas de noviembre, una entrada y registro en la sede de Convergencia Democrática de Cataluña. No tuvo éxito. Los fiscales Sánchez Ulled y Bermejo rechazaron su propuesta.

La operación de la Banca Privada de Andorra será investigada por una juez en la Batllia de Andorra, a la que la magistrada Mingorance ha enviado el dossier.

Los tres personajes en la mira de Fernández Díaz en aquellos días de julio de 2014, cuando Barroso y De Blas presionan a la familia Cierco son, aparte de Pujol, Xavier Trias, Artur Mas y Oriol Junqueras.

Fernández Díaz monta la filtración de una cuenta falsa de Trias en la UBS de Suiza, pero no consigue nada en Andorra sobre Mas y Junqueras. Luego el ministro a través del Seplac (Servicio ejecutivo de prevención de blanqueo de capitales), dependiente de Economía, se dirige a Liechtenstein simulando una investigación para obtener datos sobre Pujol y Mas. La justicia de Liechtenstein deniega las peticiones y afirma que no existen esas cuentas bancarias.

La investigación de Andorra llega en un momento en que la querella criminal de Xavier Trias y CDC, ahora PDC, todavía no se ha presentado ante el Tribunal Supremo. ARA aportó el texto íntegro de la querella elaborada por el abogado Xavier Melero para Trias a la que se unió CDC. Dicha querella, de fecha 19 de julio, debía presentarse el 20 de julio pasado, pero las negociaciones con el Partido Popular que parecían conducir en aquellos días a la obtención de grupo parlamentario del PDC en el Congreso frenaron la iniciativa. Este martes Francesc Homs anunció que por razones de “procedimiento” será presentada el 1 de septiembre. Andorra se ha anticipado a investigar las ramificaciones del FernándezGate fuera de España.