La estafa de los castings porno falsos

Milanuncios está plagado de audiciones de dudosa fiabilidad

Estamos viviendo una auténtica edad de oro para el feminismo. Cada día que pasa aparecen nuevas medidas que buscan proteger a las mujeres de aquellas situaciones donde sus libertades se han visto cuestionadas. La violencia de género está en el punto de mira. El consentimiento sexual se ha convertido en 'hot topic'. Por fin prestamos atención a esos problemas a los que las mujeres llevamos años enfrentándonos.

Y sin embargo, nadie está hablando del fraude de los castings porno falsos. Tal vez porque su incidencia a nivel social sea minoritaria. Tal vez porque el estigma es tan grande que pocas chicas se atreverían a confesar que han pasado por una experiencia similar. Tal vez porque la violencia estructural que afecta a las trabajadoras sexuales (y a aquellas que quieren llegar a serlo) es un tema que sigue levantando ampollas. Quién sabe.

El estigma es tan grande que pocas chicas se atreverían a confesar que han pasado por una experiencia similar

La realidad es que Milanuncios está plagado de audiciones de dudosa fiabilidad. Una búsqueda rápida en la plataforma nos devuelve un buen puñado de ofertas donde se buscan actrices eróticas, modelos interesadas en empezar en el cine X o chicas sin experiencia que quieran dedicarse al porno. Eso sí, la prueba donde se van a poner a prueba sus habilidades delante de la cámara no es remunerada. Esto no lo dicen de buenas a primeras, claro. Lo que sí ponen es que “no quedarás insatisfecha”, “si no quieres ser reconocida saldrás con un antifaz” o que “ganarás más de 1000 euros mensuales”. Tácticas para conseguir follarte a una chica que no tiene idea de cómo funciona el negocio sin pagarle un duro.

¿La solución? Ofrecer información veraz para que nadie más caiga en el fraude de turno, dar apoyo a las chicas que han sido engañadas para que cuenten su experiencia y se animen a denunciar, y hacer un llamamiento a la policía para que preste atención a este problema.