Los Mossos envían un informe al juicio contra Trapero sobre el plan para detener al Govern por la DUI

El comisario Ferran López ha sido el encargado de describir el dispositivo

Los Mossos d’Esquadra han aportado a la Audiencia Nacional un informe sobre el “dispositivo” elaborado por el cuerpo policial autonómico para hacer frente a los acontecimientos de los días 26, 27 y 28 de octubre de 2017, ante la posibilidad de que el Parlament catalán aprobase la declaración unilateral de independencia de Cataluña. El autor del informe ha sido el comisario Ferran López, número dos del entonces mayor Josep Lluís Trapero, y nombrado jefe de los Mossos el 28 de octubre de 2017 por el ministro del Interior Juan Ignacio Zoido, un día después de la aplicación del artículo 155 de la Constitución en sustitución de Trapero.

El informe fue solicitado por la defensa de Trapero a la Audiencia Nacional en 2019 como prueba documental. Según fuentes judiciales consultadas por ARA el comisario López confirma en su informe que el dispositivo contemplaba la detención de Carles Puigdemont y otros consellers del Govern de la Generalitat en caso de declaración unilateral de la independencia en previsión de que así sería ordenado por las autoridades. 

El exmayor de los Mossos destituido por el gobierno de Mariano Rajoy informó por primera vez sobre este dispositivo en su segunda declaración ante la magistrada de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, el 23 de febrero de 2018. Y lo confirmó durante su comparecencia como testigo en el juicio del Procés ante el Supremo el 14 de marzo de 2019.

Trapero describió en esa declaración dos reuniones entre los comisarios de los Mossos en el Palau de la Generalitat los días 26 y 28 de septiembre de 2017 en las cuales se intentó disuadir a Puigdemont, Joaquim Forn y Oriol Junqueras (que participó solo en la del 28 de septiembre) de celebrar el referéndum del 1 de octubre por el riesgo de desórdenes públicos.

Y añadió la información de que los Mossos tenían un plan para detener a Puigdemont y a los consellers en caso de declaración de la DUI en el Parlament el 27 de octubre de 2017.

Ese dispositivo fue analizado y acordado en una reunión celebrada por Trapero con comisarios de los Mossos el 24 de octubre de 2017. Un día más tarde, el 25, el entonces jefe de los Mossos hizo llegar a Ferrán Lopez la solicitud de que el dispositivo debía estar listo para el día siguiente, 26 de octubre de 2017, para analizar después de la reunión diaria.

Ese 25 de octubre, a las 12:32 horas, la mano derecha de Trapero, el comisario Francisco Javier Gámez Martín, enviaba un correo electrónico al comisario Ferran López.

Según  señalaba (ver reproducción del correo), “por indicaciones del mayor jefe de la Prefectura de la Policía y en relación a la reunión que mantuvo ayer por la mañana, le haga llegar su encargo para que mañana a las 10:00 h, tras la reunión diaria, le hagas llegar el documento que habéis acordado sobre posibles  escenarios previstos para el próximo viernes, así esa previsión del dispositivo policial a ejecutar que asegure viernes  que asegure el cumplimiento de las órdenes judiciales que a tal efecto se puedan recibir así como también garantice el mantenimiento de la seguridad ciudadana y el orden público”

El correo añadía: “Este dispositivo, que debería prever al menos desde las 15:00 h de mañana del 26 de octubre hasta las 15:00 h del 28 de octubre (o a su finalización si es que se tuviera que ampliar) debe comprender, entre otros aspectos, los siguientes: CECORS [Centros de Coordinación Operativa] a constituir, lugares y composición; activación de recursos operativos (en su caso Helicóptero, GEI [Grupo Especial de Intervención], Tedax, canina…), activación de AME [Área de Mediación y Negociación]; medidas extraordinarias que deban adoptarse (cierre del parque/escuela, cierre del acceso al transporte público…), etc.  Gracias"

 El 27 de octubre por la mañana, Trapero, en línea con este dispositivo, dirigió dos escritos idénticos al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Jesús María Barrientos, y al fiscal superior del TSJC, José María Romero de Tejada.

En ambos escritos, Trapero señalaba: “Habiendo tenido conocimiento de la aprobación de la declaración de independencia por parte del Parlamento de Cataluña en la tarde del día de hoy, y desconociendo las consecuencias jurídicas de esta declaración y sobre quiénes pueden recaer, este Cuerpo policial se pone a disposición de este Τribunal Superior de Justicia de Cataluña para dar cumplimiento a las órdenes que en relación con estos hechos se puedan derivar. Del mismo modo, le comunico que el Cuerpo de Μossos continuará garantizando la seguridad ciudadana y el orden público en Cataluña”.

El Senado aprobó la noche del viernes 27 de octubre la propuesta del Gobierno de Rajoy de cesar al Govern de la Generalitat en aplicación del artículo 155 de la Constitución. Trapero, a su vez, fue cesado por orden del ministro Zoido, quien ya había decidido que su más indicado sucesor fuese su número dos Ferran López.

Sin embargo, no hubo ninguna comunicación de órdenes judiciales en relación a adoptar medidas contra Puigdemont y los consellers, algunos de los cuales salieron de Cataluña hacia Bélgica el domingo 29 de octubre. 

Al día siguiente, lunes 30 de octubre de 2017, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, presentaba sendas querellas criminales por presuntos delitos de rebelióemn, malversación y desobediencia ante la Audiencia Nacional y ante el Tribunal Supremo, que fueron admitidas a trámite sin dictar medidas cautelares el 31 de octubre de 2017.

López presentó su dimisión como jefe de los Mossos el 4 de junio de 2018 ante el conseller de Interior, Miquel Buch, quien en principio la rechazó para cesarle el 14 de junio de 2018. Ahora ejerce funciones de adjunto a la Prefectura del cuerpo.