Políticos en el 'Polònia'

El programa del jueves deberían mirarlo los que hablan de división de la sociedad catalana a raíz del proceso

Con motivo de los 10 años del programa de televisión Polònia, el jueves vimos un magnífico mockumentary en el que los principales políticos de Cataluña y algunos personajes mediáticos (Ferran Adrià, Pilar Rahola, Cesc Gay...) hicieron varios cameos.

Dudo de que en muchas otras comunidades y países del mundo esto hubiera sido posible. En el programa participaron tres presidentes de la Generalitat. Se dice pronto.

Vivimos un momento político tenso y nos acercamos a un choque jurídico sin precedentes. Aún así, los representantes de todos los partidos aceptan parodiarse a ellos mismos. ¿Por qué? La respuesta fácil es porque es un programa de máxima audiencia en el que no puedes dejar de estar. Pero pienso que la participación masiva demuestra otras cosas.

Uno. Que la convivencia en Cataluña, a pesar del proceso, es no sólo pacífica, sino también festiva. El programa del jueves deberían mirarlo los que hablan de división de la sociedad catalana a raíz del proceso. Muchos no estamos de acuerdo, pero la sociedad no está dividida porque incluso los contrarios a la independencia somos demócratas y entendemos que todo se puede defender por la vía pacífica.

Dos. Que la clase política tiene muy claro que este proceso se resolverá de una forma negociada y democrática. Si no, no se puede entender el sentido del humor que exhibieron el jueves todos los políticos.

Tres. Que el marco europeo actúa como una última capa que, en cierto modo, protege el marco jurídico y político del proceso.

Cuatro. Que, después de diez años parodiándolos, los políticos acepten hacer de actores en el aniversario del programa que los parodia significa que sabemos hacer humor sin herir.

Viva Cataluña. Pero Girona más.

Enhorabuena, equipo del Polònia.