Defendamos TV3 y Catalunya Ràdio

En Cataluña los medios son plurales. En el Estado, sobre el proceso catalán, hay pensamiento único

Desde el año 2012 los medios de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) están sometidos a una campaña brutal, feroz e indecente de algunos partidos políticos y medios de comunicación de dentro pero sobre todo de fuera de Cataluña. Una gran campaña de desprestigio basada en mentiras y falsedades. A los profesionales que trabajamos en TV3 y Catalunya Ràdio nos han querido presentar como una especie de profesionales abducidos que trabajamos al servicio del independentismo, una especie de arma de destrucción masiva.

Se trata de una afirmación absolutamente injusta y que en ningún caso se corresponde con la realidad y con el día a día de los medios de comunicación públicos de Cataluña. Con la misma claridad también tengo que afirmar que a veces hemos cometido errores y nos hemos equivocado, pero ni más ni menos que el resto de medios, con la diferencia que los errores de la radio y televisión públicas catalanas se han sobredimensionado y se han manipulado con el único objetivo de presentarnos como unos sectarios indeseables. Ahora más que nunca tenemos que trabajar con el objetivo de no cometer errores y sobresalir en nuestro trabajo.

La decisión de intervenir los medios públicos no solo es una falta de respeto a cada uno de sus trabajadores sino también a los ciudadanos de este país nuestro. Desde hace muchos años, los Telenotícies de TV3 (buque insignia de nuestra televisión) son líderes de audiencia de forma ininterrumpida e indiscutible, y este mes de octubre las audiencias son estratosféricas. Creo que en los espacios informativos la audiencia es directamente proporcional a su grado de credibilidad, neutralidad y rigor. ¿O es que pensamos que los oyentes y espectadores son un rebaño de ovejas sin ningún tipo de criterio dispuestos a tragarse un supuesto producto manipulado? Todos los indicadores que miden la credibilidad de los medios nos sitúan en primera posición del ranking; hablo del GFK, del CEO y del propio CIS.

Somos el medio más controlado del Estado

Somos el medio más controlado del Estado; nos controla la comisión de control del Parlamento catalán, donde cada más comparecen la vicepresidenta de la CCMA y los dos directores (esto en RTVE no pasa; solo comparece el presidente del ente público pero no los directores), nos controla el Consell de l’Audiovisual de Catalunya (en España no hay), y está también el control de los consejos profesionales y los comités de empresa.

En Cataluña los medios de comunicación son plurales y diversos. En el Estado, con respecto al proceso catalán, hay pensamiento único. Televisiones, periódicos y radios avanzan por la derecha al propio gobierno del PP (solo La Sexta intenta dar una visión más abierta de lo que ocurre en Cataluña).

Afirmo con la cabeza bien alta que TV3 es la televisión del Estado que explica mejor y con la máxima honestidad profesional lo que está pasando en Cataluña. Lástima que TV3 no se ve en abierto en el resto del Estado para poder vencer la desinformación a la que están sometidos una buena parte de los ciudadanos españoles.

¿Un gobierno del PP que tiene permanentemente intervenida Televisión Española con unos niveles de manipulación asfixiantes nos quiere dar lecciones de neutralidad y pluralismo?

Y ahora el PP, el PSOE y Ciudadanos nos dicen que para garantizar la transmisión de una información veraz, objetiva y equilibrada tienen que intervenir también TV3 y Catalunmya Ràdio. Se acaban creyendo sus propias mentiras.

¿Un gobierno del PP que tiene permanentemente intervenida Televisión Española con unos niveles de manipulación asfixiantes nos quiere dar lecciones de neutralidad y pluralismo? Qué risa, si no fuera porque estas intenciones son reales.

¿Tendremos que hacer lo que impone el PP a TVE? ¿Tendremos que adaptar las tertulias de TV3 a las de TVE, donde nunca hay ninguna voz que defienda tesis contrarias a la unidad de España? ¿Tendremos que adaptar el 30 minuts al Informe semanal, donde solo se defienden ideas favorables a una idea de España? ¿Tendremos que hacer programas de espaldas a la actualidad para intentar esconderla, como cuando una buena parte de los bosques de Galicia se estaban quemando? ¿Tendremos que montar redacciones paralelas como en TVE para hacer los telediarios que querrían ver los partidos políticos que defienden la intervención de TV3? ¿Tendremos que coleccionar las denuncias del consejo de informativos de TVE contra la manipulación constante de la televisión pública española? Es una situación que se denuncia desde el consejo de informativos de TVE y que intentan combatir cada día muchos y buenos profesionales que trabajan en ese medio.

Esto es el mundo al revés. Esto es castigar el buen profesional para premiar al sectario. Si todo esto es lo que quieren hacer, tendrán a la gran mayoría de los profesionales de la CCMA delante para plantar cara. No sabemos ni queremos hacer una televisión sectaria.

Hemos recibido muchos apoyos, pero aún nos hacen falta más, desde todos los ámbitos de la sociedad. Hacen falta más voces para defender el modelo público catalán de medios audiovisuales al servicio de todos sus ciudadanos.

Ciudadanos y profesionales de la CCMA tenemos que estar más unidos que nunca para evitar que destrocen un modelo de medios integrador, cohesionador, profesional, plural y de calidad.

Etiquetes