Eslovaquia hace pruebas de covid a todos sus habitantes

Los tests son voluntarios, pero todos los mayores de 10 años que no se lo hagan se tendrán que confinar

Casi cinco millones de tests de antígenos en dos días. Es el objetivo que se ha propuesto el gobierno de Eslovaquia para controlar la expansión del covid-19 en el país. Durante este fin de semana, todos los eslovacos de más de diez años están llamados a hacerse un test rápido para saber si son portadores del virus y, a pesar de que someterse a las pruebas es voluntario (y gratuito), los que decidan no hacerlo tendrán que hacer cuarentena y tendrán prohibido salir de casa, incluso para ir a trabajar, durante 10 días. 

Según informa Reuters, el ministro de Defensa, Jaroslav Nad, ha explicado este domingo que ayer, en el primer día de este cribaje masivo, 2,58 millones de personas se hicieron la prueba, lo cual representa más de la mitad de la población eslovaca de más de diez años, que es de aproximadamente cinco millones de personas (por un total de 5,5 millones en el global del país). Un 1% de todas las personas analizadas (en concreto 25.850) dieron positivo y, por lo tanto, se tendrán que aislar. 

El primer ministro eslovaco, Igor Matovic, ha pedido disculpas por haber presionado a los ciudadanos para que se sometieran a las pruebas, pero ha argumentado que está justificado: "La libertad tiene que ir de la mano de la responsabilidad hacia los más débiles, como los pacientes oncológicos o la gente mayor", ha remarcado. Eslovaquia es el primer país de sus dimensiones que lleva a cabo un cribaje de esta envergadura. El objetivo del gobierno es poder controlar el incremento de casos de covid sin tener que recurrir a un confinamiento generalizado. 

Para conseguirlo, el país ha movilizado a 40.000 personas, entre profesionales sanitarios, agentes de policía, soldados, administrativos y voluntarios, y se han habilitado unos 5.000 puntos donde hacerse la prueba. Está previsto que el fin de semana que viene se repita la experiencia, para detectar posibles falsos negativos o nuevos contagios que se hayan producido a lo largo de la semana. 

La segunda oleada se descontrola

Eslovaquia superó la primera oleada de covid-19 con muy pocos contagios: hasta el 1 de julio, solo 1.700 personas se habían infectado, y 28 habían muerto. Incluso antes de que se detectara el coronavirus por primera vez, el 6 de marzo, el país ya había impuesto controles de temperatura en el aeropuerto de la capital, Bratislava, y dos días después del primer caso registrado se cerraron las escuelas e institutos en las principales ciudades. 

A partir del verano, sin embargo, las cifras se dispararon, y este domingo, por ejemplo, se han contabilizado 2.282 contagios nuevos, hasta un total de casi 60.000. El número total de muertos llega ya a los 219. La incidencia acumulada durante los últimos 14 días es de 539 casos nuevos por cada 100.000 habitantes, aproximadamente la misma que en España.